El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Contagio de la Caries

Contagio de la Caries Dental

Hay considerable interés en retrasar la colonización primaria de la cavidad bucal por
S. Mutans en niños, por su relación con el riesgo de caries. Los niveles salivales de S.
Mutans, así como la edad en la que ocurre la primera colonización, son de fundamental
importancia para el desarrollo de lesiones cariosas, de tal forma, que la infección
temprana por dichos microrganismos, aumenta de manera signicativa el
riesgo de caries en la dentición temporal. Cuanto más temprano sea contaminado el
niño por estreptococos del grupo mutans, y cuanto mayor sea la contaminación,
mayor es el riesgo/actividad de la caries.

La transmisión de la bacteria ocurre vía salival
por contacto directo o indirecto (utensilios) y la principal forma de infección de la
cavidad bucal del bebé por estreptococos del grupo mutans es la transmisión vertical
de la madre hacia el niño, sin embargo también van a estar involucrados diferentes
miembros de la familia u otras personas con las cuales el niño convive. Las evidencias
indican que los altos niveles de estreptococos mutans en la saliva de la madre predisponen
a un mayor potencial de infección de los bebes conduciendo a que el niño se
infecte con la enfermedad de caries dental. El periodo más crítico para la colonización
inicial por estreptococos mutans ocurre entre los 19 y 31 meses de edad con una
media de 26 meses, conociéndose a este periodo como: ventana de infectividad. Sin
embargo recientemente se ha encontrado S. Mutans antes de la aparición en boca de
los primeros dientes.

De esta forma, una excelente estrategia preventiva es retardar y
prevenir la contaminación de la cavidad bucal del bebé, por estreptococos mutans;
dando las siguientes indicaciones: Evitar compartir con el bebe o niño objetos de uso
personal tales como: los vasos, cubiertos, cepillos de dientes; ya que van a presentar
microorganismos vivos por varias horas; del mismo modo se debe evitar soplar los
alimentos del niño para enfriarlos, probar sus alimentos con el mismo utensilio antes
de suministrárselo, así como, darle besos en la boca, etc.1,2,3 Las madres infectadas
deberán visitar al dentista para recuperar su salud bucal y mantener la salud de su
bebé.(2)

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1. Fernandes FC, Martins AC, Guerrera AC, Correa MSN. La caries dentaria. En: Correa MSN, editor. Odontopediatría en la Primera Infancia. Sao Paulo: Santos; 2009, p. 161-176
2. Nelson- Filho P, Da Silva LB. Adecuación del medio bucal. En: Da Silva LB, editores. Tratado de Odontopediatría. Sao Paulo:AMOLCA; 2008, pp. 67-111
3. Escobar Rojas A. Caries Dental: Ecología de la cavidad bucal y depósitos acumulados sobre la supercie del diente. En: Bordoni N, Escobar Rojas A, Castillo Mercado R. Odontología pediátrica: la salud dental del niño y el adolescente
en el mundo actual. Primera edición, Buenos Aires: Medica Panamericana; 2010, pp. 135-136

Retornar al menú inicial